Una mirada que te acerca al mundo de los escritores y artistas de la provincia de Granma, Cuba.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Espacio reservado




                                         La medida del amor es amar sin medidas.
                                                                                            Pitágoras

Cuenta la leyenda que al acercarse el final del 31 de diciembre, del calendario gregoriano, los duendecillos curiosos se sientan a la orilla de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la Tierra.
-Por favor… un viajecito al extranjero- solicitan unos.
-Paz, dinero, salud, felicidad… -demandan otros- y así, cada quien pide  a su favor, el problema es lograr lo solicitado, porque, generalmente, esos dadivosos suelen tener oídos sordos o mala memoria.
De acuerdo con la práctica cubana,   durante todo el día se multiplican los vendedores-compradores de  cerdos y bebidas, el vecindario duplica los decibeles de sus equipos de audio en franca competencia, mientras la noche mágica motiva la reunión familiar y el reencuentro de amigos.
Es un momento  ideal  para lanzar a la calle  el tradicional cubo de agua que aleje todo lo malo, trazarnos nuevos propósitos, felicitar a los nuestros,  a  mis seguidores y  hasta complacer  la petición de un amigo humorista con esta historia que espero también  usted disfrute. 
Era el último día del año cuando, lamentablemente, tres hombres llegaron a las puertas del cielo. Un duendecillo uniformado ofrece la bienvenida  y  con voz de viejo administrador gastronómico les dice:
-Compañeros,  ustedes saben que estamos en temporada alta para el turismo, solo tengo hospedaje para uno, los dos restantes, soliciten un pasadía en el infierno, a ver si allá quedan capacidades -y continuó explicando:
-La persona que cuente  mejor la fábula de cómo murió,  entrará hoy a nuestra villa Cielo azul. ¿Bien?
Pactado el acuerdo, los tres hombres pasaron, de en uno, a la oficina de Reservaciones y alojamiento del lugar. El primero comenzó el relato:
-Llegué a casa por la madrugada, sin avisar, subí por la escalera, abrí la puerta  y allí estaba ella... totalmente desnuda en mi cama...
Registré toda la casa en busca de su amante, arriba, abajo, debajo de la cama... ¡nada! Pensé en pedir que me disculparan por ser tan mal pensado y mientras ella  comentaba que  hacía gimnasia desnuda a esa hora, escuché unos ruidos en la ventana...
El muy desgraciado colgaba del alero. Agarré mi bate de béisbol, le di en la cabeza y observé  cómo caía, pero tuvo suerte y aterrizó sobre unos sacos de  yerbas.
Desesperado porque se me escapaba, levanté el frizzen  hasta la ventana, pero se me enganchó la chaqueta y salí disparado al vacío, así  encontré mi muerte. Al menos estoy feliz porque aniquilé al amante de mi esposa...
El duendecillo escuchó la historia del segundo hombre.
-Bueno, yo trabajaba en la construcción como colocador de ventanas, en plena faena  el andamio se rompió, me  agarré  de la cornisa del edificio, mientras gritaba para que me auxiliaran.  
Un hombre molesto y con cara de pocos amigos abrió la ventana y me pegó tremendo golpe con un bate de majagua, pero mi ángel de la guarda colocó varios colchones de espuma antes de la caída.
Cuando abrí los ojos para agradecerle tanta fortuna, ¡un antiguo escaparate de caoba me vino encima. Ahí  encontré la muerte.
El duende quedó estupefacto con aquella versión y ordenó la entrada del último hombre, advirtiéndole:
-Oye, socio, aprieta si quieres hospedarte aquí, más vale que cuentes tu historia magistralmente, porque la del compañero anterior fue  genial.
El hombre sonrió y con dotes de poeta y escritor narró su fábula, al estilo de Eusebio Leal.
-Desnudo, escondido en un antiquísimo escaparate de caoba, caí al vacío...
Y refieren que esa noche, cuando las campanadas marcaron las 12:00, los duendecillos curiosos, abandonaron  la orilla de las nubes, para brindar, en la villa Cielo azul, junto al genial alumno de Augusto Monterroso.  
  



domingo, 18 de diciembre de 2016

Teatro Andante




Andante es una gran familia, una red de amigos que crece. Es un viajero insaciable que reparte goce, cubanía, musicalidad y pasión por el teatro. Es un árbol frondoso de raíces profundas y frutos dulces.
No hay un sitio donde se hayan presentado fuera o dentro de Cuba que no lo recuerden. Su magia emana de la entrega, de la participación colectiva en la creación, de los desvelos mutuos por pulir la obra, sin escatimar esfuerzos, o  ni detenerse ante arrevesados caminos.
Por eso, al arribar a su aniversario 25, la fecha no pasó inadvertida y se convirtió en una fiesta para las artes escénicas, que sumó grupos amigos de Dinamarca, Colombia; de las provincias de Camagüey,  Holguín, Guantánamo, Santiago de Cuba, Las Tunas.
Desde el día 9 del presente mes iniciaron las presentaciones de la Parada Teatral, organizada por el grupo de teatro callejero Andante, en colaboración con Artes Escénicas y la Dirección provincial de Cultura, que devino puente de intercambio entre artistas y oportunidad para el disfrute de diversas estéticas.
El colectivo danés Batida Teatro, regaló Un solo para dos, concebido a partir del fino humor, el absurdo, la calidad interpretativa, junto a la complicidad de la música en vivo, elementos característicos de su quehacer que lo ubican como referente en su país.
Su director Soren Valente destacó que Andante tiene una manera muy peculiar de comunicar y eso atrapa al público, además subrayó el elevado nivel actoral, que otra vez pudo constatar en el preestreno de La virgen que aprendió a calcular, pieza escrita y dirigida por él para su anfitrión y amigo.
La agrupación colombiana Luz de Luna, de Bogotá, propuso el Llanto de las Aves y la Corporación  Casa naranja, atrapó con La ventana de Dulcinea, un canto a la amistad y a la necesidad de mirarse a los ojos, frente a frente, en la era de internet.
Otros grupos, como el  Guiñol de Holguín, de Guantánamo, Dúo Caricare  y Teatro Tuyo, también aportaron su buen desempeño artístico y colorido, a la jornada que permitió el intercambio con estudiantes de la Escuela profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño.
La maestra argentina Edith y el músico Daniel Caamaño trajeron al evento un interesante taller sobre el Teatro de vecinos, una modalidad de emprender el trabajo cultural comunitario desde el teatro, con un enfoque participativo, que fortalece la identidad y la autoestima.
Este 14 de diciembre, fecha en la que hace dos décadas y un lustro Andante hizo su debut como profesional, volvió a escena en el Teatro Bayamo y presentó Cuba de sol a mi, una puesta en escena con tres  nominaciones a los Premios Caricato 2016.
La presentación constituyó un homenaje a la identidad y cultura cubana mediante un viaje por la música popular del país, y evidenció la maestría titiritera, la calidad artística y musical con que asumen sus propuestas.
Allí, la Dirección provincial de Cultura, el Consejo provincial de las Artes Escénicas, la Brigada de Instructores de Arte José Martí, los teatros Bayamo y 10 de Octubre, junto al Partido y el Gobierno en el territorio, le agasajaron y entregaron reconocimientos, como homenaje a la fructífera labor desplegada a favor del crecimiento cultural.
No podía ser de otra manera, porque Andante es un hogar para los que aman y fundan, una escuela que ha esparcido semillas, un ejemplo de constancia, principios altruistas y compromiso con las mejores tradiciones artísticas del país.
Juan González Fiffe, fundador y director del grupo asegura que no imaginó llegar hasta aquí, cuando se decidió a formar el grupo con recién graduados de la antigua escuela de Instructores de arte del Yarey.
Sin embargo, sí se preocupó por vivir intensamente el presente, siempre preocupado por el crecimiento de su colectivo, lo que les garantizó éxito, permanencia, madurez y continuidad.
 Nuevos caminos le aguardan, aún esperan restaurar y estrenar su sede, no todo será fácil pero “los molinos” nunca le han detenido, ellos se apartan de las sillas y prefieren desandar, ingeniándolas, sin abandonar el sello que le ha otorgado un sitio singular dentro del panorama de las artes escénicas en Cuba.






viernes, 16 de diciembre de 2016

Premios de Cultura 2016



Un selecto grupo de intelectuales y creadores de Granma, recibieron en Bayamo, los Premios provinciales de Cultura 2016 y la Distinción Víctor Montero, como reconocimiento a su meritoria trayectoria, a propósito de celebrarse el día del trabajador de ese sector.
La Dirección provincial de Cultura galardonó a Arsenio Rosales en la categoría de Literatura, Idanis Ortiz en Música, Carlos García Leyva, en Patrimonio; Dulce María López Fernández, en Enseñanza Artística y Miguel Antonio Bermúdez Olivier, en Artes Plásticas.
También merecieron galardones Feliciano Escobedo Batista (Cianito), en Cultura comunitaria; Félix Manuel Viamonte Cabrera, en Artes Escénicas, y René Galera Zambrano, en Radio.
María de los Ángeles Salermo, mereció el lauro en el acápite de Instructora de Arte; Martín Corona Jerez, en Periodismo Cultural y Juan Clímaco Ramírez Martínez, en Televisión.
En esta oportunidad, la Distinción Víctor Montero, que recuerda al excepcional pedagogo, y profundo propagador del pensamiento martiano, quedó en manos de la escritora Leyla Reyes Poveda y el músico Carlos Puig Premión, como estímulo a su huella indeleble y quehacer comprometido con el desarrollo de la nación.
Durante el emotivo reconocimiento, se hizo referencia al precedente de lucha revolucionaria dejada por el poeta y mártir Raúl Gómez García, herencia que han continuado los artistas. Además, recordó que el triunfo del 1 de enero de 1959 siguió los principios martianos de que sin cultura no hay libertad posible y aseguró que los presentes son eternos seguidores del Comandante Fidel.
Durante el acto, que tuvo lugar en la Casa natal Carlos Manuel de Céspedes, el quintento  Entre cuerdas amenizó el espacio con piezas emblemáticas del cancionero cubano como La Bayamesa, de Céspedes y Fornaris, y la de Sindo Garay, además de Lágrimas negras, de Miguel Matamoros y  Cuba que linda es Cuba, de Eduardo Saborit.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Cabalgando con Fidel




Catalejo te invita a leer la letra de la canción compuesta por el catautor Raúl Torres, hijo del  municipio de Bayamo, capital de la provincia de Granma.

Canción: Cabalgando con Fidel
Letra: Raúl Torres
Cantantes: Eduardo Sosa, Luna Manzanares y Annie Garcés
 


Dicen que en la Plaza en estos días
se les ha visto cabalgar a Camilo y a Martí
y delante de la caravana, lentamente sin jinete,
un caballo para ti.

Vuelven las heridas que no sanan
de los hombres y mujeres
que no te dejaremos ir.

Hoy el corazón nos late afuera
y tu pueblo aunque le duela
no te quiere despedir

Hombre, los agradecidos te acompañan
cómo anhelaremos tus hazañas
ni la muerte cree que se apoderó de ti.
Hombre, aprendimos a saberte eterno
así como Olofi, Jesucristo

No hay un solo altar sin una luz por ti.
Hoy no quiero decirte Comandante,
ni barbudo, ni gigante
todo lo que sé de ti.

Hoy quiero gritarte, Padre mío,
no te sueltes de mi mano,
aún no sé andar bien sin ti.

Dicen que en la Plaza esta mañana
Ya no caben más corceles llegando
de otro confín.

Una multitud desesperada
de héroes de espaldas aladas
que se han dado cita aquí
y delante de la caravana
lentamente sin jinete
un caballo para ti.


viernes, 2 de diciembre de 2016

El hombre que venció la muerte



Es noviembre 25 y la noche en Cuba transcurría apacible, hasta que la devastadora noticia, tantas veces anunciada, estremeció al mundo: “a las 10:29 horas, falleció el Comandante en Jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz”,  lo confirmaba Raúl en su comunicado.
Aunque  el hecho sucedería   en cualquier momento, la realidad nos sorprendió a todos, pensábamos que jamás llegaría el adiós al padre eterno, que lleva dentro cada cubano.
Bajo un diluvio de lágrimas reverenciamos tu imagen de tantísimos años  para agradecerte infinitamente por enseñarnos a compartir lo que tenemos y no lo que nos sobra, por trazar el camino al desarrollo sin renunciar a nuestros principios. Entonces…¿Cómo fallarte ahora, Comandante?
Por eso acudimos a la misma plaza de aquel memorable 26 de julio de 2006, donde  demostramos, otra vez, nuestra fidelidad a tu legado.
Recordé  entonces tus palabras a los intelectuales, sabiamente esgrimidas cuando  muchos pensaron que la política cultural de la Revolución naciente se regiría por la censura, con orejeras puestas en el pensamiento y no con absoluta libertad de contenido en la expresión artística.
Tu mensaje final fue contundente: Dentro de la Revolución todo; contra la Revolución ningún derecho.
Los desatinos de quienes pensaron en la asfixia del arte y la cultura, encontraron como respuesta a la Uneac, el Icaic, la Escuela Nacional de Arte, Cubanacán, el Ballet Nacional, la red de museos y galerías, la creación de las diez instituciones culturales básicas en cada municipio del país, las escuelas formadoras de instructores de arte…
Florecieron, además, teatros, casas de cultura y de la trova,  coros, bandas de música…en fin, toda una estrategia destinada a promover y satisfacer las necesidades culturales más crecientes de la población.
Revolotearon también en mi memoria las memorables sesiones de trabajo del Séptimo Congreso de los periodistas cubanos, realizado en la Sala tres del Palacio de Convenciones, previsto para dos días y  extendido a cinco por petición tuya.
Siempre supimos que aquel encuentro sería irrepetible y mucho más  cuando envuelto en una dosis de dulzura y sencillez dijiste: “Me gusta el oficio, de verdad, ténganme por uno de ustedes”, y como soldado de filas cumplimos tu voluntad.
Ahora partes a la inmortalidad con tu uniforme  y mochila de incansable guerrillero, a reunirte con el Che, a retomar el aroma de la flor más autóctona de la serranía, a multiplicar tu entereza de incansable profeta junto a Camilo, Vilma, Céspedes, Martí…
Con la frescura  de siempre comparto también el agradecimiento eterno de nuestro pueblo, resumido en los memorables versos de la matancera Carilda Oliver.


Gracias por tu rifle fiel
por tu pluma y tu papel,
por tu ingle de varón.
Gracias por tu corazón
Gracias por todo, FIDEL
Miro hacia atrás y te veo multiplicado en miles de rostros silenciosos, pero seguros. Una niña lleva el nombre de Fidel pintado en la frente y con la firmeza de los nuestros dice: Lo llevo ahí, porque no puedo abrirme el pecho para colocarlo dentro de mi corazón.
No hay retroceso, somos Fidel por voluntad de cubano.
¡Hasta la victoria siempre, Comandante!

lunes, 28 de noviembre de 2016

Expone pintor italiano, en Bayamo



Con motivo del aniversario 60 de la salida del yate Granma del puerto de Tuxpan, en México, quedó inaugurada, este viernes, en Bayamo, una exposición del artista italiano Ferdinando Silvestrelli, amigo de Cuba y activista a favor de causas, como la liberación de los cinco patriotas cubanos que sufrieron prisión en Estados Unidos.
Compuesta por 25 obras, la muestra titulada Mexiterráneo. Primordiali Organismi Unicelllari estará en la sede provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba hasta el próximo 25 de diciembre.
 Según Sheyla Delgado, representante del creador, la palabra Mexiterráneo simboliza el abrazo del México que acogió al artista durante seis años y la cultura mediterránea llevada por él a todas partes con orgullo.
En conferencia de prensa, refirió que la exposición constituirá un homenaje a sus tres patrias: Italia, México y Cuba,  con el incentivo adicional de estar en Bayamo, cuna de la nacionalidad del país donde radica actualmente Silvestrelli, a quien definió como un soñador, colorido, sensible y siempre transparente.
Agregó que su obra es espejo de su vida y  de la búsqueda ininterrumpida de las esencias, con la música, el movimiento y el color como ingredientes constantes en su receta para comunicar mediante el arte.
Ferdinando Silvestrelli, pintor, músico y fotógrafo autodidacto, dijo que ojalá el público disfrute las piezas, tanto como él, cuando las concibió en la noche y con música de fondo.
Expresó que le encanta Cuba, particularmente, por la alegría y amabilidad de su gente, pero no le gusta la pelota porque no la entiende.
Añadió que esta es su segunda visita a Bayamo, una ciudad bella y especial por su simbolismo.
 Enrique Sainz, investigador y crítico cubano, escribió en el catálogo de la exposición que las caras y cuerpos desfigurados de la muestra logran romper las estructuras y las convenciones de la estética tradicional, para comunicar una fábula poderosa, un arte posmoderno que se levanta sobre una manera milenaria de hacer.
 Según refirió, se adentran en espacios y narraciones fantásticas, en las cuales se puede dialogar con seres surgidos de la nada.
El yate Granma salió del puerto de Tuxpan, en México, el 25 de noviembre de 1956 con 82 expedicionarios, guiados por Fidel Castro, quienes desembarcaron siete días después por Las Coloradas, Niquero, con el sueño de conquistar la libertad, lo cual fue logrado el 1 de enero de 1959.


sábado, 26 de noviembre de 2016

¡Hasta siempre, Comandante!



A las 10:29 de este viernes 25 de noviembre de 2016 murió el Comandante en Jefe, Fidel Castro. La noticia la confirmó Raúl en una alocución en la emisión de cierre del Noticiero Nacional de Televisión, que reproducimos para nuestros lectores:

Querido pueblo de Cuba:

Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo y a los amigos de América y del mundo, que hoy 25 de noviembre, a las 10:29 horas de la noche falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz. En cumplimiento a la voluntad expresa del Compañero Fidel, sus restos serán cremados. En las primeras horas de mañana sábado 26, la comisión organizadora de los funerales, brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del Homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana. ¡Hasta la victoria siempre!

(Tomado de Cubadebate)

lunes, 21 de noviembre de 2016

Alpiste, mijo y Chan Li Po

 



                                   El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el                                                                                    necio se queda sentado en él.
                                                                        Proverbio chino

Corría el año de 1934 cuando de repente un chino “guantánamo-santiaguero”, personaje encarnado por el actor Aníbal de Mar, irrumpió las señales radiales  de la Ciudad Heroica,  a través de las aventuras Chan Li Po, increíble detective que solucionaba fácilmente hasta el más espinoso de los homicidios o tragedias.
La brillante idea  del pródigo escritor Félix Benjamín Caignet,  precursor cubano de las radionovelas y  telenovelas, atrapó a los oyentes de la época quienes simpatizaron de inmediato con la serie  cargada de  acertijos y  figuraciones  e hicieron suya la  recurrente frase que lo inmortalizó:
"Pacieeencia, muuucha paciencia…” expresada, sobre todo,  en momentos tensos de la rutina diaria e insertada en el imaginario nacional, como choteo a lo cubano. 
Hace unos días, mientras organizaba las ideas de esta crónica se me acercó un viejo amigo, con características  similares al personaje radial de referencia. Era Li Po Chol: un flaco jodedor, impetuoso hasta más no poder, de ojos rasgados e impresionantes, bigotes y perilla discretos… quien sin muchas pretensiones me abordó:
-¡Compadre, ahora sí traigo la última en el camino de la alimentación sana y milagrosa!-dijo y continuó: Acabo de leer en Internet que  siete cucharadas de alpiste tienen las mismas propiedades nutritivas que un bistec de vaca.
-¡Tremendo descubrimiento!-contesté- Si realmente es como dices…se acabó el dilema con la “tilapia de potrero”. ¡A comer alpiste!- pensé mientras mi amigo disertaba emocionado alrededor de su hallazgo:
-Mira, el alpiste es excelente para el consumo humano, contiene Omega tres, seis y nueve, resinas, ácido salicílico y oxálico, sustancias nitrogenadas, triptófano, lipasa, vitaminas del grupo B, minerales, antioxidantes, alto contenido de proteínas…
Respiró profundamente y volvió a la carga:"Pero, además, reduce los niveles de  grasa en la sangre, es un excelente antiinflamatorio y  diurético, utilizado con éxito en casos de hipercolesterolemia, previene  la arteriosclerosis, la cistitis, alivia la hiperuricemia, la gota, la  hipertensión arterial y regula el sobrepeso. 
Lo miré algo incrédulo y  riposté:
-¡Afloja, compadre!, que la cucaracha, aunque tenga antenas, no es un televisor.
-Esto es en serio -precisó- pero te digo más, el mijo duplica las bondades del alpiste.
-Entonces… ¿dos bisteces de vaca por cada siete cucharadas?- le solté  sonriente.
-Bueno, algo similar- aseguró mi amigo, torció los finísimos bigotes y continuó su “clase magistral”. El mijo es un cereal energetizante, rico en vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6, Ácido fólico),  minerales, hierro, calcio, zinc, magnesio, fósforo, potasio, fibra ...
-Repito y no es matraca mía,¡se acabó el dilema con la “tilapia de potrero”!. ¡A comer mijo también!
Parece que a mi amigo no le gustó la forma en que lo dije  y  se retiró. Navegué por la red de redes para verificar lo  escuchado, mientras  recordaba un viejo refrán: Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.
  

domingo, 20 de noviembre de 2016

Abel Prieto: La cultura cubana está ligada a la lucha por la soberanía




El Ministro cubano de Cultura, Abel Prieto Jiménez afirmó en Bayamo, que la cultura nacional y la lucha por la soberanía del país están indisolublemente ligadas.
Prieto Jiménez recordó que en el caso cubano los iniciadores del proceso revolucionario eran hombres de extraordinaria cultura como es el caso de Carlos Manuel de Céspedes, y otros patricios quienes conspiraron en Bayamo y luego fueron al alzamiento.
El destacado intelectual aseveró que por la belleza de la ciudad, encanto de sus habitantes, la atmósfera tan cargada de cultura e historia, que se respira en la ciudad Monumento Nacional y en Manzanillo, puede convertirse en un circuito de turismo cultural.
“Este puede ser un lugar que tenga, dentro del concierto de eventos cubanos, un encanto especial porque es distinto a los demás, tiene que ver con los cimientos de la nación cubana”, subrayó.
 Además, enfatizó sobre el doble desafío que tienen los artistas, educadores, instructores de arte, comunicadores, frente  a las intenciones de dividirnos y a la ofensiva colonizadora global, como refirió el Presidente Raúl Castro en el mensaje enviado a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, a propósito del aniversario 55.
También remarcó que es importantísimo ver la presencia de jóvenes y que se les transmita la historia excepcional  que ocurrió aquí.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Onoria y la Casa de la Nacionalidad Cubana




Nunca imaginó que sería la primera mujer nombrada historiadora de ciudad en el país. Ese encargo le permitió amar mucho más la historia de Bayamo, asegura Onoria Céspedes Argote, mientras su risa perenne no la abandona, en el día especial en que la Casa de la Nacionalidad Cubana cumplió sus 25 años.
Y es que esta consagrada  investigadora está ligada al surgimiento de la emblemática institución. Fue la primera directora de ese centro, devenido pieza angular de estudios históricos regionales, cuyos aportes han favorecido un conocimiento más profundo de la historia local, y de sus protagonistas.
Onoria posee una veintena de libros sobre la historia y la cultura cubana. En la actualidad reside en México y trabaja en las Obras Completas de José María Heredia y Heredia, no obstante, sugiere que fue Bayamo quien hizo que se enamorara de ese patriota y poeta.
Al evocar sus pasos en la Ciudad Monumento se emociona, desgrana los recuerdos, y vuelve a vivir aquel 19 de octubre de 1991 cuando fue inaugurada la Casa de la Nacionalidad ante la presencia de prestigiosas figuras, como Eusebio Leal y Armando Hart Dávalos, ministro de Cultura en aquella época.
 “Para mí es una gran satisfacción ver cómo aquellos jóvenes que se iniciaron hace 25 años, hoy tienen una obra conocida en varias partes del mundo, y esas personas que estuvieron alrededor de este proyecto, conforman los pilares fundamentales de investigaciones humanísticas en la ciudad.
“Su creación se lleva a cabo gracias a un idea que le presentamos al ministro, pero que sale del Consejo de Administración de la ciudad, a propuesta del colectivo que trabajaba todo lo referente al Patrimonio.
“Cuando viajábamos a cualquier lugar del país y hablamos del proyecto, nos esperaban. Era como un despertar”, comenta.
En su diálogo no olvida el decisivo apoyo de Hart para quienes la fundaron: “Su obra, junto a la de otros estudiosos, nos aportó toda la teoría para sustentar el proyecto. Es uno de los intelectuales que más ha significado la historia de Bayamo. Él le dio al 20 de Octubre el lugar que tiene dentro de la cultura cubana.
“Estuvo en los tres primeros años en la conferencia, fue un gran privilegio contar con él, además de Jorge Ibarra, Cintio Vitier, Carmen Almodóvar y Hortensia Pichardo, quien murió un año antes de inaugurada la institución”, detalla.
En la actualidad resulta común hablar de Bayamo como la cuna de la nacionalidad cubana, no siempre fue así.
“Este concepto resultó del trabajo colectivo que hacíamos aquí y cuando se va a inaugurar, ya existía la Casa del Caribe, la Casa de las Américas, pues bueno aquí somos la Cuna de la Nacionalidad, de este modo quedó”, explica la historiadora.
La Casa ocupa un lugar privilegiado en el Centro Histórico de la ciudad. Al respecto, Onoria evoca aquellos días en que soñaba con el sitio.
“Desde que vivía aquí Martha Gómez, con su esposo, nosotros pensamos que podía ser. Yo les decía a mis compañeros que soñar no cuesta nada, veo ahí el lugar donde se estudia la historia, porque está a las puertas de la Plaza del Himno y cuando observamos el cuadro patriótico que exhibe la Catedral, vemos que está reflejada.
Para ella, la Casa ocupa un lugar especial en su trayectoria, le enseñó la trascendencia de los acontecimientos ocurridos en Bayamo, le permitió insertarse en varios foros, en distintos países y congresos.
“Cuando entramos de lleno a su análisis fue que pudimos valorar la relevancia que tiene la tierra natal de Céspedes para la historia regional, nacional y latinoamericana.
“Me aportó un sistema de trabajo con los intelectuales del país  y tuvimos la oportunidad de nuclear a los interesados en estudiar la región del Cauto, y ese equipo, desde entonces, está dando resultados.
“Me sentí más cubana y con la responsabilidad de difundir nuestra cultura dentro y fuera del país”.
Aunque ya han pasado 25 años, a la primera directora de la institución le satisface que perdure y subraya:
“La casa puede tener una proyección mayor en función de rescatar la obra latinoamericana que tienen los bayameses en el continente. Es una deuda, para que Bayamo se sitúe con estudios, análisis y una proyección, dentro del lugar que tiene en la región; porque están Socorro, Izaguirre, José Joaquín Palma, Aguilera”.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Odin Teatret




A pesar de sus 72 años, la actriz Else Marie Laukvik, del grupo danés Odin Teatret sorprende en la escena. Su formidable actuación en la pieza Memoria, junto a Frans Whinter, quien hace la música en vivo, constituye un regalo inolvidable para el selecto público que asistió a su presentación  en el Teatro Bayamo.
La consagrada artista, sin apenas moverse de su silla, atrapa de tal manera con su expresividad e interpretación, que resulta difícil sustraerse de la atmósfera envolvente, y de la conmovedora historia de Moshe y Estela, dos niños que sobreviven el horror de los campos de concentración nazi.
Es una obra preciosista, llena de detalles y matices en la cual ni el silencio más hondo rompe la mágica conexión entre los artistas y el público.
Luz tenue, narración, música en vivo y canciones, se combinan de forma magistral en la función, que consigue adentrarse en el dolor de las terribles vivencias del nacismo, en la lucha esperanzadora por la supervivencia, al tiempo que invita a no olvidar. 
Este espectáculo concebido hace más de 20 años por Eugenio Barba, insigne director de Odin Teatret, no envejece, y estremece tanto a veteranos creadores como a los más bisoños. 
Así lo constaté durante la función al dialogar con la joven actriz Claudia González Martí, quien agradeció el trabajo musical de Whinter, y quedó impresiona ante la manera en que Laukvik asume sus personajes.
 El estilo de la función, contrasta con la estética de otras obras exhibidas en la provincia. Ninguna se le equipara: constituye una clase genial de actuación, opinión que también refrendó Nolberto Reyes, director del Colectivo Teatral Granma, al calificarla como una joya.
Además, consideró que la presentación es una fuente de aprendizaje tremenda, una demostración de cómo se puede hacer una pieza de exquisitez extrema, que transmite tanta sabiduría humana y artística.
Ellos no solo calaron profundamente por esta función, también estudiantes y teatristas agradecieron la clase magistral impartida por Frans Whinter en la Escuela profesional de arte Manuel Muñoz Cedeño y la propuesta Mis niños de escena, un taller en el que Else Marie cuenta su vida como actriz en el Odin Teatret, apoyándose en el visionaje de varios personajes encarnados por ella.
Muchos coincidirán en que su visita a Granma, como parte de una gira nacional, resultó breve. No obstante, Odín Teatret, ofreció, una vez más, la maestría de sus integrantes, y dejó una huella imperecedera en quienes interactuaron, aprendieron o disfrutaron de este grupo influyente y de gran prestigio en el panorama internacional.