Una mirada que te acerca al mundo de los escritores y artistas de la provincia de Granma, Cuba.

sábado, 9 de diciembre de 2017

El otro mambí



Pepe Benítez era un  guajiro alto y fornido, que vivió hace muchísimos años  en El Zapatero, hermoso paraje que hoy forma  parte de la presa Cauto del Paso, controladora del río más caudaloso de Cuba.
Cuentan que siempre lo acompañaron su caballo, un ancho sombrero de guano  y el enorme machete, llamado Guámpara, colgado a la cintura, que religiosamente desenvainaba, en los momentos de su arrebato mental; cuando escenificaba un imaginario enfrentamiento contra las tropas españolas, o para picar los huesos de la caldosa cederista del 28 de Septiembre.
A su rancho acudían pocas personas, solía andar desnudo, brincando cercas de un lado a otro, besando a sus vacas… pero el plato fuerte de sus acciones, lo constituía Tuna, la esposa que diariamente obligaba a marchar y a cantar himnos militares.
Pensé en una  crónica inusual y partí a escudriñar los detalles en el “teatro de operaciones”, conociendo lo arriesgado de la aventura.
Al llegar, la noticia me conmovió sobremanera, Pepe había culminado su estancia terrenal, tal vez estaría librando ahora fuertes combates contra los “rayadillos”, en otras partes del universo celestial.
Desilusionado ante el fatídico detalle, me dispuse a retornar a Bayamo, cuando inesperadamente un conocido coterráneo me habló de Luis Cedeño Rodríguez, conocedor de aquellas historias orales que gentilmente versiono a mi manera:   
“Por ese entonces tenía cerca de 14 años de edad -me dijo- cuando  de regreso a casa, dejé el camino acostumbrado para coger la angosta y húmeda  vereda que atravesaba uno de los potreros de su propiedad, era el mejor lugar para ver tan comentada representación difundida de un lado a otro del poblado.
Allí estaba él, en  una esquina de la cerca, tal como me habían contado, de repente  salió como un rayo, montado en  su alazán preferido, iba sobre el  lomo desnudo del animal, con una mano sujetaba las bridas y con la otra lanzaba enormes machetazos, simulando una carga al machete.  
Asustado trepé a lo más alto de un mamoncillo, respiraba grueso y entrecortado, el episodio duraba demasiado y  temía ser víctima mortal de aquel toque a degüello.
En una de aquellas enloquecidas carreras pasó cerca del árbol donde estaba y  me descubrió, viró su corcel  en forma de U y detuvo el caballo, justo debajo del gajo en que me encontraba.
La bestia marcaba con sus patas delanteras los pasos acompasados de un buen jamelgo, en cambio yo, sentía un frío estremecedor en el estómago como jamás en mi vida tuve, se me nubló la visión, pensé en el final de esta aventura, estaba perdido, tal vez víctima de un certero machetazo.

Inesperadamente se llevó la mano a la frente y en gesto de saludo militar  me gritó!:
-Brigadier, dígame, ¿a qué distancia se encuentra el enemigo?
Respiré profundo, una inmensa alegría me invadió el cuerpo, no solo por el  imprevisto ascenso militar conferido en tan difícil situación, sino por sentirme protagonista de  su batalla.
Pepe, miró  a lo lejos, secó el sudor de la frente con el dedo índice derecho  y dijo sonriente:
-¿Contaste las bajas que les hicimos a los “gaitos”?-  y me propuso:
-¡Arriba!, no perdamos más tiempo, monta detrás de mí y vamos a contarle al General los detalles de esta pelea.
-De acuerdo- le dije...pero antes, pediré permiso a mi tía.
Y así el pequeño escapó de aquella  aventura, conociendo que, aún en la perturbada mente de Pepe, sobrevivía la convicción de que una manera de  salvar  a la Patria, es no torcer jamás su estrella.







  








jueves, 7 de diciembre de 2017

Manzanillo honra a Carlos Puebla



Visité recientemente la Ciudad del Golfo de Guacanayabo, una de las dos más importantes de la suroriental provincia de Granma y escuché los acordes de guitarras y voces, aun cuando ya había finalizado el XXII Festival nacional de la trova Carlos Puebla Concha in memoriam. 
Es que las descargas de trovadores acontecen en varias instituciones y espacios manzanilleros espontáneamente, haciendo gala de sus raíces musicales.
Dedicado a ese emblemático artista, los 100 años de su nacimiento, el evento reunió a cultivadores del género, como Freddy Laffita, Richard Gómez, Carlos Dragoní,  y Ormán Cala, junto a los anfitriones.
En el parque Carlos Manuel de Céspedes se realizó el concierto inaugural del encuentro, que contó con actividades en las casas de la trova y de la cultura, además de la participación de otras instituciones sociales  y  económicas del este costero territorio.
Carlos Puebla, 100 años y La obra artística de Carlos Puebla, a cargo de las especialistas Silvia Marina y Mayelín Aranda, respectivamente, sobresalieron como dos de las conferencias  del programa.
Asimismo, hubo descargas de trovadores, recitales de poesía, encuentro de dúos y tríos,  y la tradicional peregrinación hasta el cementerio local para rendir tributo a quien se conoce como Cantor de la Revolución.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Contrapalabras



El hábito de la lectura en la juventud cubana constituyó uno de los momentos de debate en el evento teórico
contrapalabras, organizado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la suroriental provincia cubana de Granma.
Reconocidos intelectuales del territorio, como Lucía Muñoz, Reinier Espinosa, Arsenio Rosales, Ángel Larramendi, Teófila Acea y Abel Guerrero Castro participaron en el panel, con la pretensiónde debatir la situación actual de la lectura en las nuevas generaciones.
El crítico de arte Reinier Espinosa destacó que el hábito de leer tiene su principal formación en los hogares, pero que la juventud de hoy es más hija de su tiempo que de lo que le enseñan en la casa.
Asimismo, resaltó que no es que en nuestra sociedad no lean, sino que los hábitos están desvirtuados y muchos no logran distinguir la lectura de calidad de otra que no la tiene.
Por su parte, Ángel Larramendi, director del Centro de promoción de la cultura literaria Manuel Navarro Luna, expresó que si hay algo que influye en el conocimiento de la literatura es la promoción que le damos y es deber de los especialistas trabajar en ese sentido.
Además, insistió en que a los jóvenes hay que incentivarlos  con la literatura destinada a ellos,  con libros de aventuras, aun cuando, lamentablemente, no son muy publicados.
El también escritor Arsenio Rosales aseguró que la aparente crisis de lectura nos afecta a todos, pero lo relevante  es hacerlo en cualquier soporte, digital o impreso.
En la jornada de este miércoles, sesionó, además, la mesa Humor, identidad y literatura en la juventud cubana, a cargo de Juventina Soler Palomino, Jorge Betancourt, Alexánder Aguilar y Alejandro Ponce.
El evento teórico-cultural Contrapalabras tuvo también presentaciones de libros y lecturas de textos en centros educativos bayameses.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Exsulten, música antigua en Bayamo


Faltan apenas dos días para que Exsulten, el único conjunto de música antigua del Oriente de Cuba, celebre por estos días su primer aniversario de vida artística con la pretensión de rescatar un espacio social para el género en ese o territorial de la Isla y resaltar la cubanía en las composiciones musicales, especialmente las  religiosas, a la manera del maestro Esteban Salas. 
La agrupación, que  fusiona varias familias de instrumentos de cuerdas, de viento, de percusión con voces,  ha recibido el reconocimiento de prestigiosos musicólogos, críticos y la admiración de sus homólogos de Ars Longa, el conjunto de música antigua más longevo del país.
Fundada en Bayamo,  municipio capital de la suroriental provincia de Granma, el 27 de noviembre de 2007, por la oboísta Yanexi Arjona Cisneros defiende lo mejor de las tradiciones musicales del género, con temas del pentagrama  latinoamericano y  desde el barroco español hasta el barroco americano, incluyendo a Gaspar Fernández y a Juan París, entre otros.
Exsulten ha participado con éxito en Festivales de Música Antigua, al estilo de las Jornadas de Concierto Septiembre Barroco, además del Festival Internacional Esteban Salas, por citar algunos, en los que ha sobresalido el favor del público y de la crítica a nivel nacional.

jueves, 23 de noviembre de 2017

El ritual de las cabezas perpetuas



El ritual de las cabezas perpetuas, Premio Iberoamericano Verbum de Novela 2016, obra del joven bayamés Evelio Traba Fonseca, será publicada en 2018 por la Editorial La Luz, de la Asociación Hermanos Saíz.

Luis Yuseff, director de la  casa editora de la cercana provincia de Holguín, dio a conocer la noticia, luego de discutir en Bayamo, capital de Granma, el plan editorial para el  año venidero, con funcionarios del Instituto Cubano del Libro. Esta es la tercera novela escrita por Traba Fonseca (Bayamo, 1985) y se aleja de los entornos patrióticos cubanos que motivaron las dos primeras novelas del narrador: La Concordia, Accésit del Premio Latinoamericano y Caribeño Alba Narrativa y El camino de la desobediencia, presentada en La Habana por la Editorial Boloña, aunque la historia sigue siendo el sustrato que alimenta la escritura, más breve y dinámica, asentada en la Europa de la Revolución Francesa.
El libro, ya fue presentado por su autor  en la librería Juan Rulfo, de Madrid, España, para orgullo de las letras granmenses, por “el notable dominio de un relato inverosímil incorporado con destreza a la sangrienta violencia indiscriminada desatada durante los años del Terror -en los que toda perversión imaginada pudo hacerse realidad; y el retorcimiento de la realidad pudo albergar el delirio de un sueño imposible-, en el curso de la Revolución Francesa, así como por su acierto en el despliegue de un sorprendente  continuo diálogo entre la razón y el enigma.